CL ESTÉTICA MASCULINA

Belleza masculina: ¡deja de hacer tonterías!

Belleza masculina: ¡deja de hacer tonterías!

Belleza masculina: ¡deja de hacer tonterías!

Belleza masculina: ¡deja de hacer tonterías!

Nos encontramos en una época en que la apariencia lo es todo, incluso los hombres se han involucrado mucho más con su aspecto y con todo aquello que esté relacionado con su belleza masculina, tanto así que hablamos de cirugías estéticas para rejuvenecer rostros, líneas de cosméticos, maquillajes y un mundo de cuidado personal entero para ellos.

A pesar de haber tenido un proceso lento, la incorporación del género masculino a la dinámica de la belleza y cuidado personal hoy en día es un fenómeno constante y aunque al principio estaba cargado de muchos prejuicios, hoy en día es algo que forma parte de nuestra cotidianidad.

Ya no es solo barba, peinado y perfume

Ciertamente los estereotipos que rodean la belleza masculina han cambiado, ahora ellos no sólo se interesan por oler rico o estar bien afeitados; de hecho en el 2017 la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) en Madrid, España afirmó que luego de realizar unos estudios reflejaron que los hombres gastaron mucho más en perfumes y productos cosméticos.

Y es que el cuidado del cuerpo y de la apariencia personal no es sólo cuestión de mujeres, los hombres también deben cuidar e hidratar su piel, así como exfoliar su rostro y por qué no hasta utilizar cremas antiarrugas, así que déjate de tonterías y comienza a hacer tu rutina de belleza.

Pensando en esto queremos proponer un ritual de belleza masculina para todos aquellos que quieran empezar a cuidarse:

  • Limpieza de la cara

La piel del rostro en los hombres suele ser más gruesa y con tendencia a ser más grasosa, es por ello que es fundamental lavar tu rostro a profundidad antes de ir a dormir (es sólo cuestión de hacer rutina) ya que durante el día se acumula suciedad en la piel lo que hace al rostro más propenso a la aparición de granos y puntos negros.

  • Al momento de afeitar hazlo con cuidado

Afeitar la barba es una agresión diaria a la piel por lo que es recomendable hacerlo al salir de la ducha ya que los poros están abiertos y los vellos por tanto de ablandan, para ello es recomendable utilizar un producto en gel o alguna espuma para ayudar el cierre de los poros.

  • No te olvides de tu piel

Acá es necesario diferenciar entre la piel de tu rostro y la piel del resto de tu cuerpo.

En cuanto a la piel de tu rostro, nunca está demás utilizar una crema hidratante, ahora bien si estás en una edad en la que hay que poner más atención a la edad, convendría entonces utilizar una crema anti edad, pero ello dependerá de ti.

Ahora sobre tu cuerpo, siempre es importante lucir una piel hidratada y saludable, después de la ducha es conveniente aplicar una crema hidratante una o dos veces por semana.

  • Los labios, no olvides hidratarlos

Ciertamente los labios de los hombres son sensuales, por lo cual es importante mantenerlos humectados por lo que es recomendable utilizar de vez en vez, alguna barra hidratante, ahora bien en el caso de grietas y resequedad lo mejor sea utilizar un bálsamo reparador.

  • Manos cuidadas y uñas arregladas

Al momento de darle un apretón a alguien o acariciar a esa persona especial no querrás transmitir una sensación rasposa, por lo que es necesario que apliques una crema hidratante para manos al menos una o dos veces por semana, esto ayudará a que tus manos estén suaves.

Por su parte las uñas, es fundamental y sumamente agradable para ellas que estas estén limpias y cortas, no sólo por cuestión de estética sino también por cuestión de higiene.

  • Protector solar en tu rostro a diario

Esto es sumamente necesario para prevenir arrugas y manchas en la piel, la exposición de tu rostro a los rayos de sol es sumamente agresivo y dañina para él, por lo que es conveniente utilizar protector solar a diario, para esto lo mejor sea comprar un protector solar que sea específicamente para cutis pues estos suelen ser menos pegajosos que los que utilizamos cuando vamos a la playa.

Recuerda que el daño causado por el sol no lo podrás recuperar.