Medicina estética masculina

Hace muchos años, el mundo de la estética tenía su exclusividad con las féminas, hoy en día la medicina estética masculina, es cada vez más común. Tanto por salud, por trabajo o porque simplemente quiere estar más a gusto con su aspecto; son muchos los caballeros que recurren a técnicas de embellecimiento.

Para algunos, es completamente normal, para otros sigue siendo tabú, pero la realidad es que este ámbito ahora es de dos. Para ti, caballero de finos gustos, te desarrollamos un artículo cargado de información para tu beneficio.

Técnicas de medicina estética masculina

Para el hombre no hay una técnica específica o que puedan clasificarse dentro de algún tipo de paciente. Lo que sí es identificable es que busca alternativas, que se adecuen a su edad y sus necesidades como en nuestro centro de estética masculina Barcelona.

Cada vez, es más común encontrar que jóvenes que desde los 20 años buscan cuidar su imagen personal. En otra etapa, entre los 25 y 30 años, los clientes masculinos solicitan desde depilaciones de áreas como la espalda o el abdomen, hasta tratamientos de oxigenación en cabina y para contrarrestar el acné.

La siguiente etapa, a partir de los 35 años, no solo la edad y las necesidades son claves, también el nivel económico juega un papel, porque en la medida que tiene mayor posibilidades, son más avanzadas las técnicas que solicitan; por ejemplo, tratamientos antienvejecimiento con finalidad reparadora y preventiva.

Después de los 40 años, las principales solicitudes van enfocadas a tratamientos faciales, que sigan aportando lozanía y juventud al rostro.

Como vemos, así como muchas mujeres prefieren las técnicas no invasivas, los hombres también; solo quieren logra un efecto natural, donde su piel se matice, suavice y mejore su aspecto.

He aquí varias técnicas de medicina estética masculina:

  1. Mesoterapia con vitaminas y peelings: consiste en aplicar un tratamiento con cocteles de vitaminas. Ideal para los caballeros que realizan actividades al aire libre, que, por la constante exposición al sol, se producen en su rostro foto envejecimiento cutáneo.

Con esta técnica, se da hidratación y luminosidad a la piel, nutriéndola para mejorar el aspecto.

  1. Nutrición y remodelación corporal: en los hombres también aparecen esos “rollitos” por grasa localizada, que podemos ayudar a quemarla con una sana nutrición y una rutina de ejercicios.

Además, se cuentan con técnicas como radiofrecuencia y mesoterapia, que ayuda a eliminar la grasa y dar un aspecto saludable a la piel.

  1. Rellenos con ácido hialurónico: utilizado para recobrar la elasticidad y firmeza del rostro. El relleno se aplica en el tercio inferior de la cara, respetando los ángulos masculinos del paciente. Se busca conseguir el equilibrio entre la lozanía perdida y el carácter de hombre.
  2. Hilos tensores: se utiliza para combatir la flacidez del rostro, de efecto inmediato, indolora y no invasiva; a través de la inserción de hilos reabsorbibles en la dermis, se realiza un tensado cutáneo.
  3. Peeling revitalizante, PRX-T33: este peeling revitalizante se aplica sin ocasionar el efecto de pelado o efecto frost; para estimular los factores de crecimiento de los fibroblastos, que se encargan de activar la bio-estimulación cutánea sin necesidad de inyecciones ni agujas. Indicada para recuperar la tonificación de la piel.

También hay que resaltar, que, así como las técnicas se adecuan por la edad, las necesidades físicas y el poder adquisitivo del cliente; la temporada también influye. Por ejemplo, lo común es que todos queramos vernos fabulosos para verano, por lo que puede incrementarse solicitudes que colaboren con el moldeo corporal.

Todos estos tratamientos, se realizan en pro del bienestar del cliente masculino, porque en la actualidad, es igual de exigente que para las mujeres, que ellos mantengan un estado físico optimo; tanto por las exigencias laborales como por motivación propia.

Cada tratamiento puede variar el tiempo que lleve llegar a los resultados óptimos deseados, pueden ir desde el primer día hasta aplicaciones semanales por 3 meses. Es importante que lo tengas en cuenta, así no entraras en ansiedad cuando no veas los resultados aún.

Finalmente, antes de decidirte por una técnica u otra, busca la asesoría de un experto, que te indique todo lo que puedas o debas hacer en función de tu particular situación. Recuerda no todos somos iguales y requerimos atenciones distintas.